¡Mi perro acaba de comer huesos de pollo! ¿Qué debería hacer después?

¡Mi perro acaba de comer huesos de pollo! ¿Qué debería hacer después?

¿Su perro acaba de comer huesos de pollo y no estás seguro de qué hacer? Casi todos los perros, en algún momento u otro, tienen comieron algo que no estaban destinados a; y los huesos de pollo son a menudo una de estas cosas. En realidad, esto sucede con frecuencia y no es sorprendente. El pollo es un alimento que parece adorado universalmente por nuestros amigos caninos. Pero los huesos de pollo pueden ser extremadamente peligrosos para los perros.

El pollo cocido puede ser parte de un plan de nutrición denso en nutrientes para su cachorro. Funciona bien con verduras como calabacín, batatas cocidaso incluso pimientos. A veces, los huesos de pollo cocidos llegan a la comida de su perro por accidente, y pueden ser muy peligrosos si eso sucede.



Algunos dueños de perros intentarán auto-tratarse y esto es un error. Si su perro ingiere huesos de pollo, debe llamar al veterinario. Hay varios pasos que le recomendamos que siga, que discutimos en detalle a continuación. Entonces, echemos un vistazo a lo que debe hacer si su perro comiera huesos de pollo.

Pasos a seguir de inmediato

Perro comiendo pollo en la mesa

Cuando sucede lo temido, es importante mantener la calma para poder hacer lo que sea necesario. No disciplina a tu perro de inmediato. Debes mantener la calma y no asustar a tu cachorro. A continuación, le brindamos nuestras instrucciones paso a paso sobre cómo debe manejar esta complicada situación.

Paso 1: Evite un mayor acceso

Lo primero que debe hacer es asegurarse de que su perro no pueda comer más huesos. Y también es una buena idea asegurarse de que ningún otro animal de la casa se encuentre con los huesos y se ponga en la misma situación. Cierra a tu perro rápidamente. Luego, limpie rápidamente los huesos derramados para asegurarse de que no haya más peligros.



Paso 2: llame a su veterinario

Es importante recordar que llamar a un veterinario no cuesta nada. Ellos pueden darle valiosos consejos sobre qué hacer y qué no hacer. También están en condiciones de ayudarlo a sopesar los riesgos de dejar los huesos in situ y pueden asesorarlo sobre la situación particular de su perro en función de su tamaño, raza y otros factores.

Existe el riesgo de que los huesos se atasquen. A menos que su perro esté en peligro, la mayoría de los veterinarios no recomendaré que haces vomitar a tu perro. Su veterinario podría pedirle que le dé a su perro algo para 'amortiguar' los huesos y hacer que sea más probable que lleguen lo más lejos posible mientras minimiza el daño potencial.



¡Puede ser pan, calabaza o incluso espárragos! ¡Confíe en su veterinario para que le aconseje cuál es el mejor curso de acción! La mayoría de los veterinarios no le pedirán que los apresure. Deberían darle asesoramiento personalizado para darle a su perro la mejor oportunidad de pasar los huesos de pollo de manera segura.

Paso 3: No trates a tu perro por tu cuenta

Mucha gente entra en pánico en este punto. Algunos dueños de perros tratan de tratar a sus perros por su cuenta. Es posible que estén preocupados por los costos de un viaje al veterinario o no quieran admitirle lo que sucedió. De cualquier manera, rápidamente investigan los posibles cursos de acción y tratan de hacer frente por sí mismos. Sin embargo, esto puede resultar peligroso.

Por ejemplo, a menudo encontrará instrucciones para hacer que su mascota vomite en casa. Los huesos de pollo pueden atascarse al volver a subir. Pueden alojarse en algún lugar y causar más daño. También serán difíciles de quitar en el camino de regreso. Algunos medicamentos sugeridos con frecuencia son inseguros si su perro ha comido huesos de pollo. Seguir las instrucciones de alguien que no sea un veterinario puede ser peligroso. Esto es cierto incluso si la persona que brinda el consejo dice que su veterinario recomendó el curso de acción.

Paso 4: Esté atento a las señales

Independientemente de si le dio de comer a un cojín o simplemente dejó a su perro en paz, es importante que esté atento durante las próximas 24 a 48 horas. Deberá estar atento a signos como dolor abdominal, letargo y heces negras. También querrás estar en el estar atento a cualquier comportamiento que puedas considerar fuera de lo común.

Preguntas frecuentes

Perro en veterinario

Ahora que sabe qué hacer si su cachorro acaba de ingerir huesos de pollo, es posible que tenga algunas preguntas adicionales. A continuación se presentan algunas preguntas comunes que muchos dueños de perros tienen después de que su cachorro come huesos de pollo. Si cree que nos hemos perdido algo, envíenos un mensaje en los comentarios.

¿Son peligrosos los huesos de pollo?

Desafortunadamente, los huesos de pollo pueden peligroso para los perros. Son muy frágiles, especialmente cuando se cocinan, y pueden astillarse fácilmente en las poderosas mandíbulas de su perro. En lugar de un bocadillo sabroso, los huesos pueden convertirse en una bocanada de puntas afiladas que pueden dañar las encías, lesionar la garganta, perforar la garganta o llegar hasta el estómago para causar estragos allí.

Los huesos de pollo también pueden 'caer por el camino equivocado', causando asfixia y tos. El estómago de los perros puede digerir parcialmente los huesos, pero lleva un tiempo, durante el cual los trozos de hueso afilados pueden causar problemas. La porción no digerida también puede atascarse en las tripas, causando un bloqueo.

¿Pueden los huesos de pollo matar perros?

Se sabe que los huesos de pollo matan perros. Es raro, pero sucede. Los peores casos son cuando los huesos perforan el esófago (garganta). El esófago va desde la boca hasta el estómago, a través de la cavidad torácica y junto al pulmón y el corazón.

Como todas las partes del tracto gastrointestinal, se considera 'sucio': abundan las bacterias y otros microorganismos. En todo caso, es 'más sucio' que el estómago, sin el beneficio del ácido del estómago, cualquier cosa que pase por la boca. pasa por la garganta, portador de bacterias.

Entonces, cuando las capas protectoras de la garganta se perforan ('perforan'), las bacterias pueden pasar de la garganta a la cavidad torácica. Incluso suponiendo que el fragmento de hueso no dañe los pulmones o el corazón, la infección y la inflamación resultantes del esófago perforado pueden ser dramáticas e incluso fatales.

¿Pueden los perros comer huesos de pollo crudos?

Perro comiendo pollo crudo

Los huesos de pollo crudos son menos peligrosos para los perros que los huesos de pollo cocidos, ya que no se astillan tan fácilmente. Sin embargo, no significa que no puedan causar un problema, y ​​si tu perro se apodera de uno, debes siga estas instrucciones. Esto es cierto incluso si su perro come huesos de pollo como parte de su dieta normal, aunque si se muelen lo suficiente, el riesgo es muy bajo.

¿Pero mi perro comió huesos de pollo antes?

Desafortunadamente, solo porque un perro se ha salido con la suya antes de comer huesos no quiere decir estarán bien por segunda vez. Si bien la gran mayoría de las veces un perro se las arregla bien para comer un hueso, también existe la posibilidad de que no lo haga, por lo que es mejor evitarlo siempre que sea posible.

¿No es natural comer huesos de pollo?

Es cierto que los perros están, en general, bien diseñados para comer presas y sus huesos. Los perros han comido huesos durante cientos de años. Entonces, ¿cuál es la diferencia ahora? Bueno, por un lado, la medicina veterinaria moderna ha significado que hemos podido descubrir más sobre por qué mueren los perros.

Incluso podemos usar cámaras para ver qué daño se ha hecho al tracto digestivo cuando se comen los huesos, solo porque es natural no significa que sea seguro. También se cree que los perros tienen más probabilidades de tener problemas con los huesos cuando los tragan rápidamente en lugar de tomarse su tiempo para masticar, tal vez porque están tratando de 'salirse con la suya' u 'ocultar la evidencia', o incluso simplemente porque su El propietario está tirando de la correa y les pide que se muevan.

Incluso se ha descubierto que los labradores tienen un 'gen codicioso' que probablemente no está presente en los primeros perros. De cualquier manera, es más probable que tragar huesos cause problemas que masticarlos con cuidado.

¡Ayuda! ¡Mi perro se está ahogando con un hueso!

Cachorro al veterinario

Si su perro tiene arcadas, se ahoga, se frota la cara, babea, tose o farfulla después de comer huesos de pollo, debe llamar al veterinario abierto más cercano para informarle que viene y llegar allí lo más rápido posible.

Huesos, especialmente huesos de pollo o costillas de cerdo, puede atascarse en la boca. También pueden atascarse en la parte posterior de la garganta o más abajo. Esto puede causar dolor, problemas respiratorios e incluso la muerte. Mientras su perro pueda respirar, no es una buena idea tratar de sacar el hueso en casa; incluso si se ve cerca, podría lastimarse y corre el riesgo de empujarlo más hacia adentro.

¿Cuándo debería preocuparme?

Lo primero que hay que tener en cuenta es si los huesos se atascan en la boca. Esto generalmente causa patear la boca y lamer y babear excesivamente. Si el hueso se atasca más atrás, es posible que vea estornudos, tos y balbuceos.

Los huesos que se alojan en el esófago pueden causar respiración superficial, dolor, tragar o incluso vómitos. Es probable que ocurran todos estos signos dentro de los primeros diez minutos, pero si el hueso llega al estómago, los signos pueden tardar una hora o más en aparecer.

Si el hueso llega al estómago, lo peor ha pasado, pero eso no significa que pueda relajarse por completo. Aún es posible la perforación de los intestinos y esto puede causar peritonitis, que es extremadamente dolorosa y requerirá una hospitalización prolongada.

¿Cuánto tiempo pasará hasta que pasen los huesos de pollo?

Si su perro parece estar bien después de su escapada con huesos de pollo, es posible que se pregunte cuándo puede relajarse nuevamente. ¿Cuánto tiempo se tarda en pasar un hueso de pollo? Bueno, eso varía, dependiendo de la edad del perro, la raza, el tamaño y la dieta habitual. Por lo general, el hueso de pollo pasará dentro de las 24 horas, pero algunos perros pueden tardar más de dos días en eliminar los huesos de pollo.

¿Qué otros alimentos no son adecuados para los perros?

Hay otras cosas que su perro no debería comer y algunas que no son gran cosa. Lo más probable es que si su cachorro ingirió algunos huesos de pollo, es probable que también se meta en otras cosas. A continuación se muestran algunos artículos recomendados que diríamos que vale la pena ver si su cachorro tiene la mala costumbre de meterse en cosas que no debería.

Chocolate: El chocolate es tóxico para los perros en todas las cantidades.
Nueces: Ciertos frutos secos pueden ser tóxicos para los perros.
Pepinillos: Mientras los encurtidos no pueden causar enfermedades, contienen grandes cantidades de sal y deben evitarse.
Mierda: Perros que comen caca generalmente no se enferma, pero se debe abordar el comportamiento.
Césped: Comer hierba canina puede ser un signo de deficiencia nutricional y debe abordarse.

Pensamientos finales

Con suerte, ahora comprenderá mejor cómo reaccionar si su perro come huesos de pollo. Lo importante a recordar es mantener la calma y no hacer que su perro se estrese. Llame a su veterinario de inmediato y haga exactamente lo que le indique. Con un poco de suerte y siguiendo las instrucciones de su veterinario, puede terminar sin mucho impacto en su cachorro. Si su perro necesita cirugía, es importante que su veterinario lo diagnostique de inmediato.

Comentarios